¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

jueves, 30 de agosto de 2012

Pasta con salmón, pasas y vinagreta


Un plato sencillo pero sabroso, que gusta especialmente a quien, como yo, tiene debilidad por la combinación de dulce-salado. Yo utilizo salmón al horno, pero para una versión más veraniega, se puede sustituir por salmón ahumado bien fresquito. Veréis que en lugar de nata, opto por una vinagreta, que no tiene nada que ver con el vinagre, que no os engañe el nombre, ya que nuestro componente ácido es el limón.
Para dos personas: 


  • 200g. de salmón fresco
  • 200g. de pasta fresca (tagliateli) o, como aquí, espagueti integral.
  • 1 cebolla
  • 1-2 dientes de ajo
  • Pasas, dátiles o higos secos
  • Especias al gusto para el salmón
  • Opcional: Un puñadito de nueces, pistachos o almendras picadas; espárragos trigueros en trocitos.
Para la vinagreta:
  • 2-3 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de zumo de limón o lima
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de agua
  • Opcional: 2 cucharaditas de mostaza


Preparación:



1. Mezclamos en un recipiente la miel, la soja, el limón, el aceite y el agua (y si queremos, mostaza).


2. Se pone a calentar una sartén antiadherente, se echan dos gotitas de aceite y se pochan la cebolla a trocitos y, si quisiéramos incluirlos, los espárragos también a trocitos.




3. A la vez podemos tener la pasta hirviendo.

4. Mientras tanto, se especia el salmón o se pinta con ajoaceite  (prensamos dos dientes ajo y se coloca en un recipiente minúsculo con media cucharada de aceite) y se mete al horno a 180º durante 2-4 minutos (en función del grosor).


5. Sin dejar que el salmón se cocine del todo, cuando el interior ya no esté completamente gelatinoso, se saca del horno y se desmenuza.


6. A continuación se añade a la sartén junto con la cebolla y se añade un puñado de pasas o, si lo preferimos, trocitos de dátil o higo seco.

7. Se mezcla y salpimenta y cuando el pescado esté prácticamente hecho, se añade la vinagreta.



8. Se puede añadir en el último momento la pasta a la sartén para darle dos vueltas y servir o se puede servir la pasta y servir el acompañamiento encima, sin mezclar.


¡Buen provecho!


Bergua*

martes, 28 de agosto de 2012

Cuernos de salchicha (Pølsehorn)


Hoy traigo una receta muy típica de Dinamarca. Podía haberla llamado de mil maneras, pero he traducido literalmente el nombre que le dan en danés, pølsehorn. Hay quien los rellena de ketchup, quien les pone salsa barbacoa y quien prefiere sólo salchicha, la decisión es vuestra. Hoy hemos probado 2 versiones diferentes, cada cual con su encanto. Para 12:

  • 1 salchicha por cada 2 cuernos (se cortan por la mitad); para 12 cuernos, 6 salchichas. Cuanto mayor sea el contenido de carne, mejor la calidad. Las nuestras eran 90% carne de pollo y las coloradas 78% de cerdo.
  • Masa. Aquí en Dinamarca venden ya una masa especial para estos cuernos que viene hasta con los triángulos divididos. Si no es el caso en vuestro país, la masa de hojaldre quedará bien, aunque la textura no sea exactamente la misma. También podéis buscar masa de pan de media luna (crescent rolls en inglés). Si os apetece hacerla casera, pinchad aquí para leer una buena receta de esta masa en concreto. Yo hoy he probado con masa para cuernitos y con masa integral para pizza y con la segunda quedan demasiado secos.
  • Salsa barbacoa. La nuestra esta vez era comprada, pero aquí os dejo dos versiones, una tradicional y otra simplificada, por si queréis probar.
  • Opcional: Semillas de sésamo; 1 huevo batido.


Preparación:

1. Se extiende la masa sobre papel de horno y procedemos a hacer los cortes triangulares. Si la masa es redonda, hacemos dos cortes en forma de cruz, es decir, uno vertical y otro horizontal y cortamos de nuevo por la mitad cada cuarto. Si la masa es rectangular, se corta a lo largo por la mitad si fuera demasiado grande y, a continuación, se hacen triángulos como los de la imagen.
Otra opción es hacer longanizas finas con la masa para enroscarla alrededor de la salchicha. 

2. En el caso de los triángulos, se extiende salsa sobre la parte ancha, se coloca la media salchicha y se enrolla de la parte ancha al vértice. En el caso de las longanizas de masa, se enroscan simplemente como si se tratara de un muelle que envuelve a la salchicha.











3. A continuación pintamos la masa con agua o con un huevo batido y encendemos el horno a 200º en posición ventilador o arriba y abajo.

4. Añadimos si así lo deseamos semillas de sésamo espolvoreadas sobre la masa e introducimos la bandeja en el horno a una altura media, es decir, en el centro.


5. Dejamos hornear durante 15-18 minutos, en función del horno. En cualquier caso, las salchichas tardan muy poco en cocinarse, así que cuando la masa esté dorada, los cuernitos están listos.


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727



Bergua*

domingo, 26 de agosto de 2012

Tabule ( طبولة)


¡Ya estamos de vuelta tras las vacaciones de verano! Y como todavía hace calorcito, la re-apertura viene de la mano de la versión que hacemos en casa de una ensalada bien fresquita y sabrosa, parecida a la ensalada senegalesa de alubias, pero procedente del Líbano esta vez. Y es que el cuscús se puede comer todo el año, todo depende de para qué plato lo utilicemos.

  • 100g. de trigo bulgur o sémola para cuscús (integral en mi caso)
  • 8 tomates cherry (sustituibles por tomate de pera a trocitos finos)
  • 1/2 pepino
  • 1 cebolleta
  • 1/2 pimiento
  • Perejil al gusto (bastante); 4-5 hojitas de hierbabuena o menta y, si tenemos, un poco de albahaca.
  • Opcional (añadido mío): 1/2-1 manzana; 1/2 cebolla roja (por dar más color)

Aliño:

  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 lima (en su defecto, 1/2 limón)
  • Pimienta negra


Preparación:


1. Yo prefiero la forma tradicional de cocción del cuscús, que es al vapor. Ponemos agua a hervir y sobre la olla un colador de acero inoxidable con el cuscús previamente remojado en agua fría. Si queremos ponemos una tapa sobre el colador. De vez en cuando removeremos con un tenedor. Cuando esté mullido, está listo. Requiere al menos 30 min de enfriamiento. Hoy en día también hay no obstante marcas que venden cuscús de preparado rápido en las que sólo hay que añadir agua fría durante unos minutos para que el cereal crezca. Pero no hay color, vamos.


2. Cortamos la cebolleta aritos y la cebolla en taquitos y reservamos.
3. Se cortan también en taquitos finos el pimiento, el pepino y la manzana, se cortan en mitades o cuartos los tomatitos cherry y se reserva todo.



4. A continuación se lavan las hojas de las hierbas aromáticas que vayamos a usar y se pican finito a cuchillo.

5. Mezclamos la sémola o el bulgur y lo mezclamos con las hierbas picadas y la cebolla. A continuación añadimos las verduras y mezclamos bien.

6. Después mezclamos el aceite con el zumo de la lima y un toque de pimienta negra al gusto, lo removemos y ya tenemos el aliño.

7. Lo añadimos a la ensalada y ¡listo!

Es ideal como plato único, pero también es excelente acompañamiento para carne, pescado, tofu, queso a la plancha... Nosotros esta vez nos la llevamos preparada a una barbacoa y la comimos con brochetas de pollo marinado y piña.


                               ¡Buen provecho y ánimo para el comienzo de curso!



¡Sígueme en facebook! 


https://www.facebook.com/berguaricoysano




Bergua*