¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

sábado, 12 de octubre de 2013

Patata asada y amigos

Algo tan sencillo como una patada entera asada lentamente en el horno puede hacerte la boca agua. Admite desde mantequilla hasta guacamole, pasando por bacon. Esta forma de preparar la patata es especialmente típica del norte de Europa y en Dinamarca empiezan ahora las "vacaciones de la patata" ;)


La combinación que hemos probado hoy ha resultado muy rica; es patata a las finas hierbas, ajo y cheddar, carne de cerdo, calabacín y cebolleta. Los daneses mezclan también mantequilla con ajo prensado para poner una nuez en el centro de la patata y que se derrita. Para 2 personas:

  • 2-4 patatas hermosas 
  • 2-4 chuletas de cerdo (estas las compré marinadas)
  • 1/2 calabacín
  • 3-4 cebolletas
  • Philadelphia al ajo y las finas hierbas. 
  • Queso cheddar rallado
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

La preparación:

1. Preparar la patata asada no tiene mucho misterio. Las lavamos a conciencia, ya que la piel se come, y, sin secarlas, las envolvemos en papel de plata.

2. Las ponemos a asar en el horno precalentado a 200º durante 40-60 minutos, según el tamaño. 





3. Cortamos en taquitos chiquititos el calabacín y finita la cebolleta. Con un poco de aceite y pimienta negra los cocinamos en una sartén; lleva unos 10 minutos a fuego medio-fuerte. Reservamos en la sartén para que no se enfríe.



4. Cuando la patata está lista, apagamos el horno, pero las dejamos dentro hasta que tengamos el resto a punto. Hacemos la carne en la sartén.

5. Una vez tenemos todos los componentes listos, servimos. Abrimos la patata por la mitad, retiramos el papel de plata y en el centro untamos con philadelphia de hierbas y ajo. Sobre la patata espolvoreamos con cheddar.


¡Buen provecho!



Estela*

sábado, 5 de octubre de 2013

Canelones de calabaza, almendra y bacon

Llevo desde el otoño pasado queriendo hacer esta receta, pero por fin ha llegado el momento =) Aquí en Dinamarca no se estilan los canelones, así que, después de mucho buscar y no encontrar lo que quería, he decidido utilizar placas frescas para lasaña. Como siempre, he hecho algún que otro cambio, como añadir almendras o sustituir la panceta por bacon ;) Para unos 20-25 canelones, según el tamaño:


  • 600 g de calabaza asada (Aprox. 1 kg cruda y con piel)
  • 400 g de masa fresca para lasaña o masa para canelones
  • 250 g de bacon
  • 1 puerro grande o 2 más pequeños
  • 2 dientes de ajo
  • 250 g de ricotta o requesón
  • 150-200 g de parmesano rallado
  • 2 huevos
  • Aprox. 25 almendras crudas
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra y sal
  • Nuez moscada
  • Bechamel comprada o casera, según el tiempo del que dispongamos.
  • Opcional: mantequilla, algún otro queso rallado para la superficie, como mozzarella.


La preparación:



1. Cortamos la calabaza en trozos más o menos del mismo tamaño. Yo pelé los trozos antes de asarlos, pero se puede dejar para después, que es más fácil.



2. Asamos durante 40-45 minutos a 180º en el horno precalentado. Hasta que el cuchillo se hunda en la calabaza sin esfuerzo. Yo la asé el día anterior y la reservé en el frigorífico.





3. Cuando la calabaza se haya enfriado, añadimos las almendras y lo hacemos puré. Reservamos de nuevo.




4. Si utilizáis canelones rígidos, se cuecen según las instrucciones del paquete. Yo he utilizado pasta fresca para lasaña, así que mejor no sacarla del paquete hasta el final para que no se seque. 



5. A continuación prepararemos el relleno. En una sartén sofreímos el bacon sin aceite cortado a trocitos. Reservamos en un recipiente.





6. En la grasita que habrá soltado el bacon, cocinamos el ajo picado y el puerro, cortado en trocitos y bien lavado. Cuando esté listo (5-8 minutos), añadimos el bacon y el puré de calabaza a la sartén. Salpimentamos. Sofreímos y mezclamos durante 10 minutos a fuego medio-alto.


7. En un bol, mezclamos el puré con el puerro y el bacon, los huevos y el ricotta y parte del parmesano rallado. Amasamos y mezclamos muy bien a mano o con ayuda de una amasadora si tenemos.




8. Cubrimos el fondo de un recipiente rectangular para horno con un poco de bechamel y, si queremos, unos trocitos de mantequilla.



9. Cortamos la pasta fresca en rectángulos y rellenamos los canelones. No hace falta sellarlos, pero pondremos la parte donde se juntan las solapas hacia abajo.





10. Los enrollamos y los vamos colocando en la fuente, unos pegados a otros. 





11. Cubrimos con bechamel, queso rallado y, de nuevo, trocitos de mantequilla si queremos. Yo hice 2; una con parmesano y otra con topping de pizza. Metemos al horno a 200º durante unos 10-15 minutos, hasta que el queso esté gratinado.



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727




 Bergua*

Curiosidades:

El 90% de la calabaza es agua, por lo que es baja en calorías y grasas. Además es antioxidante, depurativa y digestiva y rica en vitamina C y en carotenos, que se convierten en nuestro organismo en vitamina A. 

viernes, 4 de octubre de 2013

Pipas de calabaza


Y como en esta casa no se desperdicia nada, con las pipas de la gran calabaza nos preparamos el picoteo ;)

Las especias van al gusto del consumidor; se les puede dar a las pipas sabor dulce o salado, incluso hacerlas picantes. Así que los ingredientes son las pepitas y las especias que queramos. 

Sugerencias (para mezclar al gusto):
  • Pimienta de cayena
  • Pimienta negra
  • Sal marina
  • Comino
  • Cardamomo
  • Canela
  • Jengibre
  • Azúcar
  • Aceite

La preparación:

1. Una vez hemos vaciado la calabaza, limpiamos las pepitas. Las ponemos en un colador de pasta, por ejemplo, y las removemos bajo el grifo abierto.


2. Las escurrimos bien, pero no las secamos. La humedad les vendrá bien en el horno.


3. Con un spray de aceite rociamos las semillas y añadimos las especias que nos apetezcan. Removemos para que se mezclen bien.


4. Extendemos en un horno, procurando que no queden montadas unas sobre otras. Horneamos durante 20-25 minutos en el horno precalentado a 180º. Las sacamos cuando estén doraditas. A mitad del tiempo hay que removerlas para que se hagan por ambos lados.



¡Que empiece el picoteo!

Bergua*