¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

miércoles, 30 de abril de 2014

Tajín de verduras y habichuelas


Un plato de lo más saludable, donde la estrella son las ricas verduras cocidas al vapor, que de esta forma conservan más propiedades. Para hacerlo un plato más completo, he añadido habichuelas (judías blancas, alubias), que nos aportan proteínas, y patata, que contribuye con hidratos de carbono. Además hemos acompañado de un platito de dátiles y nueces, pan y hasta sardinas en lata con salsa de tomate para que se sirviera quien quisiera. Hemos comido 3 personas.
¿No tienes tajín? Haz este plato en una olla ancha a fuego lento. ¿Tienes tajín pero no sabes cómo utilizarlo? Al final de la receta te explico cómo curarlo y usarlo =)

  • 1/3 col lombarda
  • 5 judías planas
  • 2 zanahorias
  • 1 calabacín
  • 1 patata mediana
  • 1 cebolla
  • 1 tomate
  • 200 g de habichuelas cocidas
  • 3 dientes de ajo
  • 1/4-1/2 pimiento rojo
  • 1 puñado de pasas
  • 1 cucharada de jengibre picado
  • Especias al gusto: cúrcuma, comino, canela, sal, pimienta, perejil, cilantro...


La preparación:


1. Primero calentamos 1-2 cucharadas de aceite de oliva en el tajín y en ellas rehogamos la cebolla en juliana y el ajo y el jengibre picados.

2. Retiramos la unión del tallo del tomate, lo cortamos por la mitad y lo ponemos con la mitad abierta boca abajo. Tapamos el tajín y dejamos que se cueza a fuego bajo-medio hasta que se ablande.





3. Cuando se ablande el tomate, lo chafamos con un tenedor, piel y todo, y mezclamos con la cebolla. Sobre la cama de tomate y cebolla repartimos gajos finos de pimiento.






4. Sobre el pimiento distribuimos la patata en gajos largos y no muy gruesos. Hacemos lo mismo con la zanahoria. Podemos usar otras verduras, pero es importante colocar las que más tardan en cocerse en las primeras capas, para que las cubra el agua.




5. Seguimos montando nuestro tajín con el calabacín a tiras del mismo grosor. Espolvoreamos con pasas.

6. Mezclamos un vaso de agua entero con las especias para que se disuelvan y regamos las verduras con la mezcla. Cocemos durante 20 minutos a fuego lento.





7. Pasados esos 20 minutos, añadimos trocitos de col entre las vigas de calabacín. Ahora ya sólo quedan los últimos 20 minutos de cocción.






8. Cuando falten 10 minutos para el final; es decir, pasados 30 minutos de los 40 totales que requiere el plato, repartimos las habichuelas ya cocidas sobre la verdura. Le damos los últimos 10 minutos. Pasado ese tiempo, comprobamos que todas las verduras estén cocidas a nuestro gusto y ya sólo queda servir.



¡Buen provecho!



¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270


CÓMO USAR TU TAJÍN:

* Recordad que para cocinar con tajín de barro sobre vitrocerámica hay que usar un difusor o placa conductora, de venta en ferreterías. Por eso yo tengo también 2 metálicos. En cualquier caso, si utilizas tu tajín de barro por primera vez, tendrás que curarlo para que no se te raje. Aquí explico cómo hacerlo:

Para aquellos que tengan en su poder un tajín nuevo de barro crudo (sin barnizar), sabed que hay que curarlo antes de usarlo para evitar que se rompa debido a los cambios de temperatura. El procedimiento es el siguiente:
  1. Se sumerge en agua durante 6-8 horas. Debe estar cubierto del todo. Se puede usar un balde, por ejemplo.
  2. Tiramos el agua y untamkos el tajín con aceite de oliva.
  3. Metemos el tajín al horno a 160º sin precalentar y dejamos hornear durante 1 hora.
  4. Apagamos y dejamos que se enfríe gradualmente en el horno.
P.D. La mayoría de tajines decorados no son aptos para cocinar. Si compras un tajín lacado en color o con dibujos, asegúrate de que no es sólo de decoración.

Bergua*

lunes, 28 de abril de 2014

Rollitos de pollo, espárragos y queso

Esta receta se prepara en un periquete y se puede tomar con o sin salsa, aunque el toque de la salsa la hace espectacular ;) Acompaña por ejemplo de una sencilla ensalada y un poco de pan para mojar, y comida resuelta. Para 2-3 comensales, porque yo me como 2 rollitos, pero mi vikingo se come 6 tranquilamente.


  • 2-3 pechugas de pollo fileteadas muy finito (Unos 10 filetes)
  • 10 lonchas de queso (o 5, si sólo ponemos la mitad, pero a nosotros nos va el queso)
  • Un manojo de espárragos no muy gruesos
  • 10 palillos de madera
  • Aprox. 200 g de tomate frito
Para la maceración:
  • Zumo de 1 lima o 1/2 limón
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 2-3 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de jengibre fresco picado
  • 1-2 dientes de ajo picados
  • Pimienta negra al gusto
  • 1 cucharadita de laurel en polvo al gusto


La preparación:

1. Preparamos la salsa para la maceración rápida del pollo.





2. Ponemos el pollo ya laminado a macerar en la salsa de limón, soja, etc. Removemos para que se impregne bien.



3. Mientras tanto vamos cortando los espárragos en trozos de unos 4-5 cm. Si son muy gruesos, los abrimos también por la mitad. 


4. Una vez el pollo ha absorbido la salsa (es una maceración rápida), ponemos una loncha de queso doblada (o media) sobre el filete y sobre este, cruzados, los trozos de espárragos. Envolvemos, cerramos con un palillo y reservamos.




5. Cuando los tenemos todos envueltos, ponemos una pizca de aceite a calentar en una sartén. Cuando esté caliente, sellamos los rollitos por ambos lados y enseguida los sacamos, antes de que se hagan.


6. Ahora servimos el tomate frito en el fondo de un recipiente apto para horno. mezclamos con las sobras de la salsa de la maceración. Sobre el tomate distribuimos los rollitos de pollo y les damos 15-20 minutos en el horno precalentado a 200º.



¡Buen provecho!


Bergua*

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270

miércoles, 23 de abril de 2014

Lagkage de mascarpone, fresa y chocolate (tarta de pisos danesa)


El día del libro es también el cumple de mi mamá y para ella he creado esta receta y este diseño. Lagkage es la tarta de cumpleaños por excelencia en Dinamarca, como la tarta de chocolate y galletas lo es en España. Los rellenos son de lo más diversos, en función de la temporada y los gustos de cada uno; lo imprescindible son las 3 capas de bizcocho, que podemos hacer en casa o comprar. Yo he preferido dedicarle más tiempo a la decoración, en la que he incluido mariquitas y una flor de loto de estilo henna con la que además hago un guiño a Héroes del silencio. Haz clic en las fotos para verlas más grandes.


  • 3 láminas redondas de bizcocho
  • Almíbar para hidratar el bizcocho: Yo tenía de granada, pero no hace falta comprarlo, sobra con mezclar 2 cucharadas de agua con 2 de azúcar.
Relleno:
  • 250 g de mascarpone
  • 500 g de mermelada de fresa
  • 400 g de fresas
  • 4 láminas de gelatina
  • Azúcar avanillado 
  • Opcional: nata montada. 
Cobertura y decoración:
  • 200-300 g de chocolate blanco para fundir
  • 50-100 g de chocolate puro para fundir
  • 8 fresones
  • Un paquete de unos 175 g de barquillos/neulas normales 
  • Un paquete de unos 100 g de barquillos/neulas chocolate


La preparación:


1. Sumergimos la gelatina en agua en un plato para que se rehidrate. Seguidamente calentamos 2 cucharadas de mascarpone en el microondas, escurrimos bien la gelatina para eliminar el exceso de agua y la derretimos en el mascarpone.


2. Mezclamos el mascarpone, la gelatina, la mermelada y un par de cucharadas de azúcar avanillado. Batimos y dejamos reposar en la nevera durante un mínimo de 20 minutos para que tome cuerpo.



3. Mientras tanto fundimos el chocolate puro al baño maría. También lavamos los fresones y les retiramos la corona, pero no con un corte recto, sino retirando un triangulito. Cortamos también una lámina fina de un lado de la fresa para que quede plana. 



4. A continuación nos ayudamos de una cucharilla para pintar la cabeza de las mariquitas con el chocolate puro. Para la línea central y los puntitos usamos una jeringuilla para uso alimentario o una cucharilla y mucha maña ;) Cuando tengamos las mariquitas, las reservamos en el frigorífico para que se solidifique el chocolate.




5. Colocamos la primera base de bizcocho en la bandeja y la humedecemos un poco con almíbar. Como digo, yo tenía de granada, pero si no, mezclamos agua y azúcar.



6. Sobre la base repartimos la crema de mermelada y mascarpone sin chafarla. Sobre ella colocamos rodajas finitas de fresas ya lavadas y, si queremos, maceradas en un poco de azúcar avanillado.




7. Colocamos la segunda base de bizcocho. Hidratamos con el almíbar y repetimos el proceso: crema de mascarpone y mermelada y fresas. Si queremos, en esta segunda capa ponemos añadir nata montada.



8. Colocamos la tercera base de bizcocho, que también será nuestra tapa. La humedecemos con almíbar. Fundimos el chocolate blanco al baño maría y cubrimos y enlucimos la tapa con él tratando de dejar la superficie lo más lisa posible. Reservamos en el frigorífico durante al menos 30 minutos para que se solidifique el chocolate. 


9. Aprovechamos el chocolate blanco para pintarle ojos a las mariquitas, con jeringuilla o con un palo.


10. Volvemos a calentar el chocolate puro y lo introducimos en la jeringuilla. Si hace falta más chocolate, añadimos y lo fundimos también. ¡Ahora viene la mayor diversión! Como si nos pintáramos la mano, hacemos nuestro diseño henna sobre el chocolate blanco con el chocolate puro.


11. Repartimos con cuidado nuestras mariquitas alrededor del dibujo.


12. Ahora vamos a cortar con delicadeza nuestros barquillos por la mitad. No aplicaremos fuerza, sino el filo del cuchillo. Entonces los colocamos alrededor de la tarta, en mi caso intercalándolos con neulas de chocolate. Yo he usado nata montada para pegarlos. También vale chocolate fundido.


13. Ya sólo nos queda rodear la tarta con una cinta y hacer un lazo. Esto, además de decorar, actuará como muro de contención. Guardaremos la tarta en la nevera hasta el momento de servir. No os preocupéis, no se pondrá seco gracias al almíbar del bizcocho ;)



¡Buen provecho!


Justo antes de que desapareciese el último trozo:


¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270

Bergua*


martes, 22 de abril de 2014

Briouat de quesito y mermelada de frambuesa


Hace poco os enseñaba mis briouats de carne picada, pero oye, una vez aprendida la técnica, ¡el relleno es cuestión de imaginación! Hoy os propongo algo tan fácil como quesitos y mermelada, sólo queda envolver y darle en el horno el tiempo que nos lleve bailar tres canciones.

  • 12 tiras de masa brick
  • 12 quesitos light
  • 12 cucharadas de mermelada al gusto, en mi caso frambuesa light
  • 50-100 g de mantequilla


La preparación:


1. Como en este caso no hay que cocinar el relleno, podemos pasar directamente a rellenar. Como siempre, éste es el esquema de cómo vamos a plegar nuestros briuats:





2. Derretimos la mantequilla en un recipiente y cortamos nuestros círculos de masa por la mitad exactamente, o en tiras rectangulares de unos 8-10 cm, si usamos masa rectangular como yo hoy.





3.  Colocamos en un extremo de la tira una cucharada de mermelada y un quesito. 


4. Entonces vamos doblando la masa sobre sí misma, tal y como muestra el esquema.







5. Al 3er doble presionamos con cuidado sobre la masa para distribuir un poco mejor el queso por todo el hueco.





6. Finalmente pintamos con mantequilla o con huevo por fuera y colocamos en una bandeja engrasada con la abertura hacia abajo. Como el relleno no requiere cocción, sólo hay que dorar la masa; horneamos durante 15-20 minutos a 190-200º.


Si nos sobran briouats, al cabo de unas horas ya no están crujientes como recién salidos del horno, pero tiene solución fácil. Justo antes de comérnoslos, los pasamos por una sartén, sin aceite ni nada, y veréis que van recobrando su textura crujiente, además, en un momento los tendremos calientes otra vez =)


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270

Bergua*

viernes, 18 de abril de 2014

Delicias de Elche

Una receta sencillísima que siempre triunfa: Dátiles con bacon. Además hoy, los dátiles los he rellenado con una nuez. La receta típica de esta zona es con bacon, y la combinación es toda una explosión de sabor, pero como variante más sana también se puede probar con jamón de pavo. 



  • 24 dátiles
  • 12 lonchas de bacon
  • Palillos o pinchitos
  • Opcional: Frutos secos para rellenar los dátiles

La preparación: 

1. Si los queremos rellenos de frutos secos, abrimos los dátiles con un corte transversal de modo que las dos mitades sigan unidas y sacamos el hueso. En su lugar introducimos la nuez, almendra, pistacho...


2. En una sartén freimos las lonchas de bacon sin añadir aceite ni nada. Cocinamos hasta que tome buen color, pero sin pasarnos, para evitar que se rice, y porque si queda muy crujiente, se romperá al envolver los dátiles.




3. Cortamos las tiras de bacon por la mitad y usamos una mitad por dátil para envolverlos. Con el palillo o el pincho cerramos el bacon sobre el dátil. ¡Ah! Se suelen comer fríos =)


¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270

Bergua* 


miércoles, 16 de abril de 2014

Pan de Calatrava


Aunque yo no soy muy de postres, tengo algunos favoritos, y esta receta murciana es un ejemplo. Tradicionalmente se hacía para gastar el pan del día anterior, aunque hoy en día se hace hasta con croissants y ensaimadas, o como yo la he hecho hoy, con magdalenas. En cualquier caso, ¡vuela del plato! En los restaurantes lo sirven con nata montada.



  • 4 huevos grandes
  • 8 cucharadas de azúcar moreno
  • 1/2 litro de leche
  • 1/2 cucharada de canela en polvo
  • Ralladura de la corteza de 1/2 limón
  • Ralladura de la corteza de 1/2 naranja
  • Caramelo líquido (doy la receta a continuación)
  • 100 g de magdalenas


La preparación:


1. Batimos los huevos en un recipiente hondo y añadimos el azúcar. Mezclamos bien.

2. Añadimos la leche, la canela y la ralladura de naranja y de limón. Mezclamos bien de nuevo. Es normal que la mezcla sea muy líquida.



3. En el fondo de un recipiente apto para horno, como una flanera, vamos a poner el caramelo líquido. Podemos echar unas 10 cucharadas, pero va al gusto. 



* Para el caramelo tenemos varias opciones. Podemos comprarlo hecho. También podemos calentar agua y azúcar con unas gotitas de limón en el microondas un par de minutos. Y también podemos calentar en una olla 3 cucharadas de azúcar y un chorrito de agua removiendo para disolverlo hasta que tome color.

4. Troceamos las magdalenas y las desmigamos y distribuimos por el fondo del recipiente, sobre el caramelo.






5. Vertemos la mezcla de leche en la flanera sobre el caramelo y las magdalenas.





6. Situamos la flanera en una olla o una bandeja honda con agua para cocer al baño María. Cubrimos con papel de plata la flanera y hacemos agujeritos en el papel. Le damos 30-45 min. en el horno a 180º. El tiempo va a depender de nuestro horno y de cuánto tiempo precalentemos. En cualquier caso, pasado el tiempo pincharemos para comprobar que esté cuajado.

7. Antes de desmoldar hay que dejarlo enfriar. Para desmoldar haremos como si le diéramos la vuelta a una tortilla de patata; ponemos un plato o una bandeja lo suficientemente grande sobre la flanera y damos la vuelta con delicadeza pero con decisión. Está mejor de un día para otro y debe conservarse en la nevera hasta el momento de servir. 



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/172597032887270

Bergua*

lunes, 14 de abril de 2014

Seffa medfouna السفة المدفونة


Seffa medfouna es un plato que se prepara en Marruecos para sorprender y deleitar a los invitados en celebraciones especiales. Su sabor recuerda al de la pastela, aunque en cuestión de técnica y presentación, no se parecen en nada. "Medfouna" quiere decir enterrado y "seffa" son fideos, y es que, aunque sólo se ven fideos en el plato, traen sorpresa dentro. No es especialmente rápido de preparar; nos va a llevar 1 hora y algo con la cocción y todo, sin embargo, tampoco es difícil. De 4 a 6 comensales:


Para el relleno:
  • 600 g de pollo (2 muslos con contramuslo, por ejemplo)
  • 1 cebolla 
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 rama de canela 
  • 2 vasos de agua caliente
  • 1 huevo
Para la seffa (los fideos):
  • 400 g de fideos "cabello de ángel" (chaariya)
  • 1 chorrito de aceite de girasol
  • 1/2 vaso de uvas pasas
  • Azúcar glas
  • Canela en polvo
  • Almendras crudas
  • 2 cucharadas de mantequilla


La preparación:

1. Tostamos las almendras en una sartén y las reservamos.


 2. Calentamos 2 cucharadas de aceite en una olla. Picamos finito la cebolla y la agregamos. En cuanto sude un poco, añadimos el pollo sin piel, las especias y 2 vasos de agua. Removemos y dejamos cocer a fuego medio y tapado durante 45 minutos.






3. Extendemos los fideos en una bandeja o en un bol grande. Echamos un chorrito de aceite vegetal y mezclamos para embadurnar los fideos. Así no se nos pegarán.




4. Ponemos los fideos 20 min a cocinar al vapor. No hace falta cuscusera si no tenemos. Yo he utilizado dos coladores de acero inoxidable.



5. Pasado ese tiempo, sacamos los fideos, los extendemos de nuevo y añadimos un poco de sal y un chorrito de agua para rehidratar. Mezclamos  y les damos otros 20 min al vapor. Hay que mirar de vez en cuando para evitar que se consuma todo el agua. Si vemos que le va a faltar, añadimos un vaso de agua caliente que rociaremos sobre los fideos, para que de paso se rehidraten (truquito de mi hermana).


6. Tras los 45 minutos de cocción, sacamos el pollo de la salsa y lo desmigamos separando la carne de los huesos y cortando en trocitos. Sacamos también el palo de canela. 





7. Añadimos a la salsa el huevo y removemos enérgicamente hasta conseguir una salsa espesita.





8. Pasados los segundos 20 min de los fideos, comprobamos que los fideos estén tiernos. Si hace falta los cocinamos un poco más al vapor. Cuando estén listos, los retiramos del fuego, los extendemos, salpicamos con agua y removemos con un tenedor para rehidratar y dar volumen. 

9. Entonces derretimos 2 cucharadas de mantequilla en ellos, mezclando muy bien a la vez. Además añadimos 2 cucharadas de azúcar glas y las pasas y volvemos a remover para mezclar bien. Yo además he añadido 3 cucharadas de almendras crudas picaditas en mortero.





10. Ya sólo nos queda servir. En el fondo de la fuente servimos 1/3 de los fideos. Sobre ellos distribuimos el pollo y sobre el pollo servimos la salsa espesa.




11. Por último servimos el resto de los fideos y damos forma. Podemos hacer una montaña chata o con pico. Para decorar utilizaremos azúcar glas, canela en polvo y las almendras tostadas. 





¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/berguaricoysano

Bergua*