¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

domingo, 10 de agosto de 2014

Ensalada templada DE VICIO


Sinceramente, las ensaladas podrán ser sanas y ligeras, incluso ricas e interesantes a veces, pero yo rara vez me como una ensalada y pienso: "Esto está de vicio". Pues señoras y señores, ha llegado el día, y como se lo ha merecido, se le ha quedado el nombre "de vicio". Me he puesto a mezclar y he acabado con una ensalada templada de verduras ligeramente asadas, ricotta, lentejas y una vinagreta deliciosa de mostaza de miel y vinagre balsámico, y mira que a mí ni la mostaza ni el vinagre me gustan, pero es que todo en esta vida es saber combinar ;) Y no sólo está requetebuena, sino que encima tenemos una forma más de comer legumbres, con la falta que nos hacen, y tenemos el plato listo en menos de 30 minutos. Vamos, que lo de hoy ha sido un éxito rotundo; aquí te lo dejo:

  • 125 g de lentejas cocidas
  • 3 cucharadas de queso ricotta (o requesón, aunque el sabor no es el mismo)
  • 1 calabacín (unos 350 g)
  • 1 cebolla morada
  • 6-8 dientes de ajo
  • 2 tomates o 200 g de tomates cherry
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra
Para el aliño:
  • 1 cucharada de mostaza de miel
  • 1 cucharada de vinagre balsámico
  • 2 cucharaditas de sirope de arce (si tenemos de agave, más sano será)
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva


La preparación:

1. Primero nos preparamos las verduras. Las lavamos y vamos cortando el calabacín en rodajas, el tomate en gajos (o en mitades si son cherry), la cebolla en gajos también y los dientes de ajo pelados y por la mitad.


2. Las repartimos en un recipiente apto parra horno lo suficientemente grande para que no queden amontonadas. Rociamos con un chorrito de aceite, salpimentamos, mezclamos y horneamos a 220º durante 15-17 minutos en el horno precalentado. No deben quedar deshechas.


3. Mientras tanto preparamos el aliño. Mezclamos el vinagre balsámico con la mostaza de miel, el sirope y el aceite. Mezclamos bien y reservamos. 
Ya os digo que a mí no me gustan ni la mostaza ni el vinagre, pero la mostaza de miel está evidentemente dulzona y el balsámico es más suave y menos ácido; quedan de lujo.







4. Escurrimos las lentejas y las mezclamos con el ricotta. Reservamos.






5. Cuando las verduras estén listas, las mezclamos con sus jugos con las lentejas. 

6. Servimos en una fuente y con una cuchara vamos rociando el aliño por toda la ensalada. ¡A disfrutarla!



¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 

https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727



Bergua*


viernes, 8 de agosto de 2014

Batido depurativo de melón (sin lácteos)


Pues sí, hoy os traigo un batido sin lácteos, ni falta que le hacen. El sabor protagonista es el del melón, pero como veréis, no es el único ingrediente; también lleva paraguayo y agua de pepino. ¿Y de dónde saco yo el agua de pepino, dirás? Pues muy sencillo; a menudo hago ensaladas de pepino rallado, y como el pepino es casi todo agua, lo escurro y reservo en el frigorífico el zumo que suelta. Ese agua de pepino me sirve luego para hacer bebidas de lo más saludables y refrescantes, como por ejemplo esta de hoy. Así nos nutrimos bien y no desperdiciamos nada ;)
El melón nos proporciona, en sólo 100 g, más de la mitad de la dosis diaria recomendada de vitamina C, además de contener beta carotenos, es decir, vitamina A. Es una fruta por tanto rehidratatante y llena de antioxidantes. El pepino nos aporta también vitamina C y nada de grasas, mientras que el paraguayo también contiene carotenos. En conjunto tenemos un refrescante y nutritivo batido que además de estar buenísimo, tiene propiedades antioxidantes, anticancerígenas, desintoxicantes y, en esencia, depurativas. Pruébalo y me cuentas ;)


  • 2 tajadas de melón Galia
  • 2 paraguayos
  • 1/2 vaso de agua de pepino (más o menos 1 dl)
  • 1/2 cucharadita de azúcar de caña o sirope de agave
  • 3 cubitos de hielo



La preparación:

1. Como os decía, rallamos el pepino lavado y sin pelar. Metemos la pulpa a un colador, la tomamos entre nuestras manos y presionamos escurriendo para que suelte el agua. 






2. Reservamos el agua y la pulpa la usamos para hacer una rica ensalada o una salsa, por ejemplo tzatziki, raita o esta ensalada.





3. Batimos juntos el agua de pepino, el melón sin pepitas ni corteza y el paraguayo sin hueso ni piel. Añadimos entonces el sirope de agave o el azúcar y los cubitos y volvemos a batir. Probamos de sabor por si hubiera que rectificar, lo servimos en una copa y a disfrutar depurándonos ;)




¡Buen provecho!


¡Sígueme en facebook! 

https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727



Bergua*



miércoles, 6 de agosto de 2014

Ensalada japonesa de pepino y wakame (Sunomono)


Para quien no lo tenga claro, el wakame es un alga comestible que se utiliza mucho en la gastronomía nipona y se encuentra por tanto fácilmente en cualquier tienda de productos orientales. Se vende seca y para usarla hay que rehidratarla en agua; crece una barbaridad, así que no te dejes engañar por su tamaño inicial; un paquete de 25 g te dará para 5 ensaladas ;) Esta ensalada destaca por su sencillez, pero sorprende en el sabor y se prepara en un periquete. Como cenita ligera o como guarnición, no te decepcionará. Yo la preparo a veces junto con este pollo a la citronela tailandés. No te la pierdas si no encuentras wakame, pruébala con pepino sólo o añade zanahoria o alguna otra verdura que te guste, ¡incluso surimi!


  • 1 pepino
  • 5 g de alga wakame desecada
  • 3 cucharadas de vinagre de arroz
  • 1/2 cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de jengibre fresco rallado, prensado o picado muy finito
  • 1 cucharadita de sésamo blanco (yo he usado una mezcla de blanco y negro)
  • Para decorar: 1 rodajita de limón


La preparación:

1. Primero rehidrataremos el alga y para eso la pondremos en agua fría a remojar durante un mínimo de 8-10 minutos. El paquete recomienda 60 minutos, pero la verdad es que el proceso es rápido; si tenemos tiempo, se lo damos, si no, 8-10 minutos nos funcionarán.


2. A continuación lavaremos y pelaremos el pepino. Pueden quedarse franjas de piel para que no se vea tan uniforme. Lo cortaremos a rodajas muy finitas, a cuchillo o con mandolina.

3. Espolvoreamos las rodajas del pepino con la sal y entonces las apretamos y masajeamos con la mano para ayudar a que suelte el agua, como para el tzatziki griego. Lo dejamos reposar 5 minutos.



4. Mientras tanto preparamos el aliño. Mezclamos el vinagre de arroz, el azúcar, el jengibre prensado y la salsa de soja y emulsionamos hasta que se disuelva el azúcar.

5. Ahora escurrimos las rodajas de pepino apretando para deshacernos del exceso de agua y sacamos a su vez el alga del agua deshaciéndonos del exceso.

6. Mezclamos el pepino y el alga en un cuenco e incorporamos poco a poco el aliño asegurándonos de mezclar para que no quede sólo en la superficie. Finalmente espolvoreamos con la semilla de sésamo y adornamos con la rodaja de limón. ¡Prepara los palillos y a disfrutar de nuestra ensalada!

¡Buen provecho!



¡Sígueme en facebook! 

https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727



Bergua*



lunes, 4 de agosto de 2014

Batido ligero de mango


O smoothie para los más modernos. El caso es que el cuerpo me pedía vitaminas y vi el mango tan rico en el frigo, que con unos hielos, un poco de yogur y una pizca de cardamomo, me marqué en un momento 2 batidos bien ricos y fresquitos. Necesitamos:

  • 1 mango
  • 1-2 gotas de edulcorante líquido
  • 150 g de yogur natural desnatado, yo usé skyr (0,2%)
  • 10 cubitos
  • 1 pizca de cardamomo en polvo


La preparación:


1. Cortamos el mango en trozos y lo pelamos.


2. Batimos juntos el edulcorante, el yogur, el cardamomo y el mango. Probamos de sabor y rectificamos si fuera necesario.





3. Trituramos el batido con los cubitos, más o menos en función de si queremos que queden trocitos de hielo o no. ¡A disfrutar!






¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/pages/Comer-rico-y-sano/17259703288727


Bergua*