¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

jueves, 1 de junio de 2017

Patata y setas al vino blanco con nuez


¡Ya es temporada de setas primaverales! Y vamos a aprovecharlas para acompañar a la señora patata, que es la reina de esta receta. Os propongo una guarnición de patata y setas deliciosa, ideal para carne o pescado, aunque también se puede servir por sí sola, con un par de huevos revueltos, con huevo rallado por encima o con lo que nos apetezca. 

Las patatas hoy en día son un alimento que se consume todo el año y esta receta es parte del reto mensual de Facilísimo, dedicado a la patata este mes. En cuanto a las setas, en realidad las hay también todo el año; la temporada alta dependerá de la zona donde viváis y del tiempo que haya hecho ese año (necesitan humedad). Aquí en Dinamarca, la temporada alta es en septiembre y octubre, pero el resto del año hay setas de verano, de primavera, etc. Por eso, las setas que tengamos a mano nos servirán; yo normalmente uso rebozuelo, pero según la temporada o lo que tenga por casa, cambia. Hoy tenemos portobello, shiitake, gírgolas (o champiñón ostra) y champiñon blanco o de París, pero siempre utilizo las que están en temporada.

Esta receta, pese a ser sencillísima, es la versión elaborada; los días que voy con prisa, la convierto en un salteado rápido de patatas hervidas y setas con un chorrito de vino blano, sin agua ni cebolla; pero cuando hay tiempo, vale la pena esperar 20 minutitos para probar esta riquísima versión. Para 2 personas:


  • 250 g de setas 
  • 250-300 g de patata
  • 100 g de cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1dl vino blanco
  • 10 ramitas de tomillo fresco
  • 2-3 nueces
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • Aprox. 1-2 dl de agua


1. Limpiamos muy bien las setas y las cortamos. Si las setas vienen llenas de tierra, un buen truco es dejarlas un rato en agua para que se ablande y sean más fáciles de limpiar; el final del tallo se corta; ahí la tierra suele estar incrustada.



2. Rehogamos la cebolla en juliana y el ajo picadito con un poco de sal.




3. Cuando la cebolla se ablande y coja color, le damos un par de vueltas a las setas en la sartén. Añadimos el eneldo y removemos para que no se quemen. En seguida incorporamos la patata partida en trozos más o menos del mismo tamaño, como de una nuez.

3. Tras darle un par de vueltas, añadimos el vino blanco y la sal y pimienta y dejamos que el alcohol se evapore. 


5. Cubrimos entonces un poco más de la mitad de la sartén con agua caliente, tapamos y cocinamos a fuego medio durante 15 minutos. Pinchamos la patata y, si no está cocida, le damos 5 minutos más. La tapa la podemos dejar puesta, así se cuece al vapor a la vez. O la podemos retirar y así se espesará antes la salsa. Probamos de sal, añadimos pimienta al gusto y, si hace falta, rectificamos.

6. Entonces bajamos el fuego, dejamos que la salsita reduzca un poco si hace falta.

7. Majamos o trituramos las nueces hasta obtener casi un polvillo, pero no del todo fino; que todavía queden trocitos pequeños; servimos, espolvoreamos con el polvo de nuez y a disfrutar.



¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 
https://www.facebook.com/berguaricoysano






Bergua*



No hay comentarios:

Publicar un comentario