¡Sígueme! =)

¿Te aviso cuando actualice?

sábado, 8 de julio de 2017

Trufas tex-mex



Esta receta es una fórmula fenomenal para comer legumbres sin enterarse y, encima, disfrutarlas. Se me ocurrió la idea y probé con estas cantidades a ver qué tal salía. Hubo suerte; funcionó y además me gustó mucho.
Pero no solo eso; también es un aperitivo fácil y apetitoso y es una receta vegetariana sencilla y nutritiva.
Así que, si te gustan los nachos con guacamole, atrévete a hacer estas bolitas o trufas tex-mex y date el gusto. Salen unas 20, según el tamaño que les des.

  • 185 g de pulpa de aguacate (con cáscara y hueso eran 280 g)
  • 250 g de frijoles negros cocidos (ya escurridos; la lata lleva unos 400 g netos)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • El zumo de 1/2 limón
  • Aprox. 1 cucharadita de sazonador para tacos o guacamole
  • 60 g de patatas de bolsa tipo Doritos (la marca da igual), de las que se usan para hacer nachos.
  • Unos 20 g de pan rallado (también se pueden usar nachos pulverizados, pero yo no quise alterar el sabor del relleno)
  • Opcional: (Porque el sazonador ya lleva sal) Una pizca de sal marina 

La preparación:

1. Trituramos juntos los frijoles (enjuagados y escurridos), la pulpa de aguacate, la cucharada de aceite, el zumo de limón y la cucharadita de sazonador. Pueden quedar tropezones, no queremos un puré fino. Añadimos entonces el pan rallado y mezclamos. La mezcla resultante es blandita, pero ya veréis que guarda bien la forma. El color es poco atractivo por las judías negras, pero luego lo arreglamos con la capa de nachos



2. Trituramos por otra parte las patatas para nachos; que quede entre pulverizado y troceado, con trocitos chiquitines, que aportarán textura. Reservamos en un plato hondo u otro recipiente.


3. Tomamos una cucharada de nuestra mezcla y la metemos al recipiente donde tenemos los nachos picados. 


4. Con la misma cuchara le damos un par de vueltas para que se cubra de patata por los lados y entonces ya la tomamos entre las palmas de las manos y le damos forma. 



5. Y realmente ya está; repetimos el proceso hasta que no nos quede masa de relleno y servimos. Si tenemos tiempo, las podemos dejar un rato en el frigo, porque el frío ayudará a que guarden mejor la forma y las conservará más firmes.


* Al llevar aguacate, que se oxida, es preferible comerlas el mismo día o día siguiente, aunque aguantan bien un par de días en el frigo; os digo que al día siguiente están muy buenas y más firmes.

* Ah, si sacas un cuenco con salsa para tacos a la mesa, no están nada mal las trufas mojadas en salsa ;)

¡Buen provecho!

¡Sígueme en facebook! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario